http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

8 de julio de 2011

Cuatro minutos, PELÍCULA SOBRE GERTRUD KRÜGER ---1917-2004



MI VIDA Y MI HISTORIA



 Monica Bleibtreu, ACTRIZ.


GERTRUD KRÜGER, PIANISTA...
GERTRUD KRÜGER...




SINOPSIS:


VIDEO: "CUATRO MINUTOS"


Otro eslabón del mejor cine alemán
Guión y dirección: Chris Kraus. Intérpretes: Monica Bleibtreu, Hannah Herzsprung, Sven Pipping, Richy Müller. Género: Drama. Origen: Alemania (2006). Para mayores de 13 años.

     Es otro eslabón del mejor cine alemán de este nuevo milenio. Porque Cuatro minutos se inscribe en la línea de La caída, Sophie Scholl y La vida de los otros.
     "Me atrajo la biografía de una señora mayor --comentó el director-- que estuvo enseñando durante sesenta años en una cárcel de Berlín. A partir de esta historia, me propuse buscar a alguien que fuera su opuesto". En la vida real, esa mujer se llamó Gertrud Krüger, quien vivió entre los años 1917 y 2004, y la película está dedicada a ella.
     En el filme se llama Traude Krüger, tiene 80 años y desde hace sesenta imparte clases de piano a las reclusas. Es exigente, disciplinada, inflexible y racista. En el presente de la historia tiene sólo cuatro alumnas sobre un total de trescientas internadas.
     Ella misma aportó su piano, que primero se instala en la biblioteca de la prisión y luego en el gimnasio.
     El adversario mencionado por Kraus se corporiza en Jenny von Loeben, una joven reclusa de 21 años, acusada de asesinato, violenta, impredecible y con una irascibilidad y rebeldía casi patológicas.
     Pero Jenny también está dotada de un enorme talento musical, lo que operará en la profesora como una suerte de revulsivo. Sin embargo, Traude está convencida que Jenny puede ganar un importante concurso, y se propone afinar su sensibilidad artística y limar sus asperezas de conducta.
     A través de sucesivos flashbacks, el director nos informa sobre los respectivos pasados de ambas mujeres, y que en el presente condicionan sus existencias. Jenny fue una "mente brillante" que a los diez años participaba en concursos y conciertos en diversos países. Su padre (en realidad su padrastro) pretendía convertirla en un nuevo Mozart.
     Pero a esa misma edad comenzó a ser violada por el padre. Y esta crueldad, sumada a la sobreexigencia como pianista y a la privación del imprescindible afecto familiar, la llevó a renegar de la música clásica, a enamorarse del jazz ("música de negros, una basura", según Traude) e ingresar en el submundo de la drogadicción y la delincuencia. La pérdida de un hijo cortó su círculo social y la condujo a encerrarse en un comportamiento nihilista.
     La herida de Traude es más antigua, porque se remonta a la época de la Segunda Guerra Mundial. A pesar de ser una eximia pianista, fue convocada como enfermera a las órdenes del ejército nazi. En medio del horror y el caos de la guerra, conoció un remanso afectivo en la persona de una joven militante comunista. Su trágico final sumió a Traude en el desconsuelo y la llevó a refugiarse en sí misma, hasta alcanzar algo así como un punto muerto emocional.
     El director trabajó la atracción de estos opuestos. Traude como prisionera de su negación de la vida, y Jenny como prisionera en sentido literal. La joven reclusa acusa a su profesora de perversa, de humillarla, de buscar su redención personal y de querer exorcizar sus fracasos a través del éxito musical de ella. Mientras que a Traude la subleva la rebeldía, la desprolijidad, la violencia masoquista y los gustos musicales de Jenny.
     Los "cuatro minutos" del título adquieren sentido en la última secuencia. Aunque la mayor parte de la trama transcurre entre rejas. El principal sustento, además de la historia, son las actuaciones: magnífica la de Monica Bleibtreu como la anciana Traude, e impresionante el trabajo de la debutante Hannah Herzsprung, quien realiza una portentosa mimetización en la conflictiva y atormentada Jenny.
     El director aborda varios temas y todos relevantes: la redención por vía de la creatividad artística (en este caso, la música); algunas causas que pueden destruir a una "mente brillante"; el conflicto interior de un gran talento cuando pierde la motivación; y la influencia de un pasado aberrante o trágico, cuando no se logra superarlo a través de una adecuada contención.
     El director también comentó que en Cuatro minutos reunió a dos generaciones heridas: la de la guerra y la de la inadaptación social, para hablar de un tema universal: la libertad. Libertad para ser uno mismo, libertad para estar de acuerdo con sus deseos y sus convicciones.
Calificación: 9


Para mí ha sido una gran película, emocionante, dura, por el drama de la chica presa, y la profesora, un papel fantástico, pianista, perfecionista y...
Os la recomiendo de verdad , es una película fuerte...
                                         ---------------------

  

6 comentarios:

palavrasdeumnovomundo dijo...

Doce amiga Mari
Adorei a sugestão do filme, me interessou bastante e vou procurar assistir.
Passei também para deixar todo meu carinho por você.
Beijos da sua amiga Rosa.

Mª Trinidad dijo...

Hola doce amiga Rosa.
PINK Olá caro amiga muito obrigada pelo seu comentário.
com os meus amigos virtuais ...
Um grande abraço e agora estou indo para o seu blog, ler o que você disse hoje.
Beijo amigo Rosa, Mari Trini

Miquel dijo...

Intentaremos verla...salut

Ar@bia dijo...

Cuatro minutos muy bonitos.
Trinidad, tengo que decirte algo , yo no me llamo Elena, soy Ar@bia, Elena es la chica que tiene cáncer y es sobrina de Morgana otra chica que tiene un blog, quería decírtelo porque me llamas a mi Elena jajjaja, un beso

Mª Trinidad dijo...

Te gustará Miquel.
Saludos MT.

Mª Trinidad dijo...

No veas Ar@bia, cuanto lo siento, perdana mi equivocación, me ha dado una verguenza tremenda, cuando me he dado cuenta del error, perdóname guapa, y antes me lo tendrías que haber dicho preciosa, no veas lo abochornada que estoy por mi error.
Lo siento un Beso Mª Trinidad