http://mtvo-bcn.blogspot.com.es/

30 de noviembre de 2013

EMOYA HOTEL & SPA...LA ESTUPIDEZ HUMANA, NO TIENE LÍMITES...!!! ,Un hotel de lujo que simula ser un barrio bajo para turistas que quieren vivir una experiencia de “pobreza”...30-11-2013...



 Un hotel de lujo que simula ser un barrio bajo para turistas que quieren vivir una experiencia de “pobreza”

Vive una experiencia de pobreza extrema en Sudáfrica, pero sin ensuciarte.


Para algunos este tipo de “experiencias” resultarán ofensivas, para otros divertidas y otros más creerán ver en ellas un signo de nuestros tiempos, en los que las apariencias y la simulación son parte ya indisociable del tejido de lo real.

En un mundo hiperreal e insaciable en el que se trafica en experiencias y en el que se quiere conocer lo que los otros viven pero sólo hasta cierto punto, tenemos el hotel boutique Shanty Town en Sudáfrica, el cual es parte del Emoya Luxury Hotel and Spa. Ubicado cerca de Bloemfontein, Shanty Town ofrece una experiencia simulada de vivir en un barrio bajo (conocidos en inglés como slums) típicamente en las afueras de la ciudad, en casas de metal corrugado o cartón ondulado, en medio de desechos, en ocasiones ambientes tóxicos o poco salubres y altos índices de crimen. En este caso el “slum tourism” es sólo simulado, es decir, el lugar sólo parece ser un barrio bajo y por debajo es un resort de lujo.

Shanty Town consta de doce cabañas pseudo-pocilgas que mantienen una fachada de pobreza pero que tienen calefacción y Wi-Fi, para que los amantes del simulacro puedan seguir cómodos y conectados. Las habitaciones cuestan 82 dólares la noche, lo que significa algo como la mitad del salario al mes que gana un trabajador promedio en Sudáfrica. Algunos de los huéspedes han calificado la experiencia en Trip Advisor como “muy real” y otro  anuncia haciendo gala de obviedad: “no se queden en Shanty Town, por ese mismo precio pueden quedarse en un hotel de lujo de bed and breakfast”.


29 de noviembre de 2013

GIRONA...LLIBRE DEL SINDICAT REMENÇA 1448...29-11-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA

Catalán

El Llibre del Sindicat Remença de 1448, custodiat a l’Arxiu Municipal de Girona, és un document manuscrit escrit en llatí entre 1448 i 1449 que conté les actes de les reunions celebrades pels homes de remença, o serfs, de 912 parròquies de les diòcesis catalanes de Girona, Vic, Barcelona, Elna i Urgell per tal de nomenar els seus síndics o representants que havien de negociar l’abolició de la servitud dels mals usos davant del rei Alfons IV, el Magnànim.

Els pagesos de remença eren homes i dones vinculats, per contracte, a un mas i les seves terres i obligats a pagar una remença o redempció per a deslliurar-se d’aquesta adscripció a la terra. A més estaven subjectes a altres servituds coneguts com a “mals usos” i drets que el pagès devia al senyor.

Les reunions dels remences es van celebrar entre el 13 d'octubre de 1448 i el 10 de març de 1449 i van aplegar prop de 10.500 homes. Aquestes assemblees, autoritzades pel rei Alfons el Magnànim, havien de servir també per a recollir els diners necessaris per a sufragar el procés.

Reclamacions com les dels remences es van anar succeint arreu d’Europa al llarg del segle XV, però és a Catalunya on es va abolir, per primera vegada de forma oficial, la servitud el 1486 a través de la sentència arbitral de Guadalupe. El sindicat remença de 1448 n’és un precedent. A més, s’hi expressa la voluntat dels pagesos no lliures d’un ampli territori, cosa que el fa excepcional.








El passat mes de juny de 2013 el Comitè Internacional del Programa Memòria del Món reunit a Gwangju (República de Corea) va acordar inscriure el Llibre del Sindicat Remença de 1448 al Registre Memòria del Món de la UNESCO. Ha estat el primer document català inclòs en el registre.

El Registre Memory of the World (MOW) és un programa promogut per la UNESCO destinat a la protecció, la preservació, l’accés i la difusió del patrimoni documental. El seu objectiu és promoure i preservar de l’amnèsia col·lectiva els documents capitals per a entendre l'evolució de la humanitat.


Castellano

El Libro del Sindicato Remença de 1448 , custodiado en el Archivo Municipal de Girona , es un documento manuscrito escrito en latín entre 1448 y 1449 que contiene las actas de las reuniones celebradas por los hombres de redención , o siervos , de 912 parroquias de las diócesis catalanas de Girona , Vic , Barcelona , Elna y Urgell para nombrar sus síndicos o representantes que debían negociar la abolición de la servidumbre de los malos usos delante del rey Alfonso IV , el Magnánimo .

Los payeses eran hombres y mujeres vinculados , por contrato , a una casa y sus tierras y obligados a pagar una redención o redención para librarse de esta adscripción a la tierra . Además estaban sujetos a otras servidumbres - conocidos como " malos usos " - y derechos que el agricultor debía al señor .

Las reuniones de los remences se celebraron entre el 13 de octubre de 1448 y el 10 de marzo de 1449 y reunieron cerca de 10.500 hombres. Estas asambleas , autorizadas por el rey Alfonso el Magnánimo , debían servir también para recoger el dinero necesario para sufragar el proceso .

Reclamaciones como las de los remences se fueron sucediendo en toda Europa a lo largo del siglo XV , pero es en Cataluña donde se abolió , por primera vez de forma oficial , la servidumbre en 1486 a través de la sentencia arbitral de Guadalupe . El sindicato remensa de 1448 es un precedente . Además, se expresa la voluntad de los agricultores no libres de un amplio territorio , lo que lo hace excepcional .





"Els mals usos són, en tots els sentits,
 absolutament horribles a la llei de la
natura, a les Escriptures i

 al precepte diví" [fol. 2r]





28 de noviembre de 2013

ASÍ PEGAN LOS MOSSOS EN BARCELONA...Y LOS PSICÓPATAS DE MÁS DE VEINTE PAÍSES, QUIEREN VENR A PEGAR AQUÍ, COMO QUEDAN IMPUNES...!!!28-11-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA






El ministerio del Interior ya ha advertido de que será extremadamente escrupuloso con los asesinos en serie y los estranguladores compulsivos. “No nos gustan las truculencias”, aseguran desde Moncloa. “Ni las motosierras”, ha añadido Ruiz Gallardón.
La nueva ley de orden público que prepara el Gobierno está siendo especialmente celebrada por todos aquellos colectivos de psicópatas que no encontraban una manera de agredir a sus semejantes sin ser recriminados, e incluso encarcelados, y que ahora han visto en España una excelente ocasión para dar rienda suelta a su creatividad.
Al parecer, la enorme concentración de víctimas indefensas en un mismo lugar y a la misma hora es la principal ventaja que están valorando estos individuos a la hora de decidirse por el ingreso en la policía antidisturbios española. “Es más la comodidad que la cantidad, créeme”, asegura sin embargo uno de los aspirantes. “Trabajar tranquilamente sin que te hagan fotos es superimportante para nosotros”, añade otro de los psicópatas interesados en el cuerpo policial de choque.

La gran variedad de víctimas, de todo tipo de edades, sexos y condiciones físicas, parece ser que es también otro de los motivos fundamentales a la hora de elegir España. “Le puedes romper la boca a un jubilado, a un parado y a una estudiante de quince años en un solo metro cuadrado”, asegura uno de los aspirantes.




El préstamo MANIFA:

Los manifestantes españoles podrán seguir asistiendo a las protestas contra el Gobierno sin temor a no poder hacer frente a las cuantiosas multas que la nueva Ley de Seguridad Ciudadana puede imponerles a partir de ahora.
BBVA y Santander ofrecen desde hoy mismo una atractiva y “revolucionaria” línea de créditos especialmente diseñados para que cualquier ciudadano indignado pueda abonar las sanciones de la nueva ley de “orden público” recién excretada por el ministro Ruiz Gallardón.
El Préstamo Manifa se puede solicitar desde la recepción del mismo hospital en el que el manifestante haya acudido con la cabeza abierta, y el interés del crédito no estará relacionado, en ningún caso, con el número de puntos de sutura que necesite el alborotador para cerrar su herida. “Un manifestante con 47 puntos de sutura en la cabeza no tiene por qué pagar más que otro con solo diecisiete”, ha señalado el presidente del Santander, Emilio Botín. “Un 47 % de interés sería estupendo para nosotros, pero nos da cosa”, ha añadido el presidente del BBVA.
Los requisitos para la obtención del Préstamo Manifa son extremadamente sencillos, pues basta con hacerse el harakiri en presencia del director de la sucursal y de un traficante de órganos colegiado.
Tanto el ministerio del Interior como el del Justicia ven con buenos ojos la iniciativa de la banca aunque le achacan demasiada teatralidad al hecho de que el solicitante tenga que abrirse el vientre con una katana. “El harakiri es antiguo”, puntualiza Ruiz Gallardón


27 de noviembre de 2013

ANTIGUAS TABERNAS Y LA COCINA DEL SIGLO XIX...BARCELONA...27-11-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA


Les tavernes eren el lloc d’esbarjo de la classe treballadora i dels més humils, i en algunes, com ja hem dit, s’hi podia menjar. Tanmateix, la mala fama d’aquests locals i la quantitat de vi que s’hi bevia van ser un dels temes tractats pels metges de l’època. A Barcelona, l’any 1854, hi havia 331 tavernes, segons dades de La guia general de Barcelona, de Saurí.

El nom de taverna també feia referència als establiments que es limitaven a vendre vi, oli, aiguardent, rom i algunes altres begudes per emportar a casa, i també en servien a domicili. Segons la mateixa guia, hi havia 226 tavernes amb celler de venda de vi.

Anselm Clavé (1824–1874) compositor, poeta i polític, de formació musical autodidacta, va crear l’any 1845 una associació coral de treballadors, La Aurora, i posteriorment, el 1850, va fundar La Fraternidad. Aquestes corals, que van fer una important labor social i cultural en dignificar les classes populars, es reunien a les tavernes, i els cants i la germanor que sorgiren d’aquest ambient van ser molt valorats a l’època

Clavé… procurà al obrer un plaer més pur, més bell qu’l de la taberna. (LA TRAMONTANA, 26/02/1881)

Pau Vila (1881-1980)[1] en recordar la duresa de la seva infància, i el que explica sobre els àpats que feia, ens situen molt bé en aquest entorn de les tavernes i dels menjars humils i d’obrers del XIX:

Treballàvem onze hores. Sempre que he treballat a la fàbrica, he treballat onze hores. Per dinar paràvem de dotze a dos quarts de dues. Llavors dinàvem en una d’aquestes fondes de pobres que en deien tavernes de sisos, que ja no eren sisos, perquè sisos volia dir sis quartos, que eren divuit cèntims, i ja en valia vint. Per vint cèntims et donaven dinar; una cosa popular, pa i vi, escudella i una mica de carn d’olla o bé una mica de fregit o bé llengua. Despulles d’animal. Amb aquest tipus de vida no teníem temps de fer res. Només so­par a l’acabament de la feina. I ho fèiem a casa dels oncles. Després vam sopar sempre a la taverna fins que va haver-hi una mica d’ajut (…). Un diumenge em van donar d’esmorzar. Quin esmorzar! Mongetes rosses, botifarra, em van tractar, per a mi, a cos de rei. A casa la ballàvem bastant ma­gra. Havíem arribat a passar gana, menjàvem poc. (L’AVENÇ, 1978, , 9)

Els menjars que servien algunes les tavernes, eren el bacallà, l’arengada, la sardina salada, la patata, la col, la cansalada i el pa formen part d’aquests ingredients de la cuina dels obrers del segle xix, eren els més econòmics i també eren pràcticament els únics que menjaven.

Dues tavernes del XIX que perduren en el mateix lloc i nom, encara que ara no són tavernes:

Can Bofarull era una taverna que fou fundada l’any 1835 en el número 3 carrer Nou de Sant Francesc. A part de vendre-hi oli, vi, cervesa i altres, hi servien plats de cargols, que la van fer molt famosa, tant que popularment es coneixia amb sobrenom de Los Caracoles; aquest nom és el que que va agafar oficialment l’any 1915, després de ampliar fins a la cantonada amb el carrer Escudellers. Amb els anys va esdevenir un dels restaurants emblemàtics de Barcelona, i encara ara perdura.

L’altra la Taverna Almirall, que va obrir el 1860. S’hi venien licors i vins, també repartia a domicili i també s’hi podia anar a prendre gots de vi i aiguardent. Encara ara és oberta com a bar Almirall, al carrer Ponent, 33, actualment carrer Joaquim Costa. La barra modernista és una de les peces emblemàtiques d’aquest local.



A la imatge teniu l’Almirall amb una il·lustració d’Àngel Jové.


Las tabernas eran el lugar de recreo de la clase trabajadora y de los más humildes , y en algunas , como ya hemos dicho , se podía comer . Sin embargo, la mala fama de estos locales y la cantidad de vino que se bebía fueron uno de los temas tratados por los médicos de la época . En Barcelona , 1854 , había 331 tabernas , según datos de la guía general de Barcelona , de Saurí .
Interior de la taberna La Mina 1913 fotografiada por Frederic Balell

El nombre de taberna también hacía referencia a los establecimientos que se limitaban a vender vino, aceite , aguardiente , ron y algunas otras bebidas para llevar a casa , y también en servían a domicilio. Según la misma guía , había 226 tabernas con bodega de venta de vino .
LA MINA

Anselm Clavé (1824-1874) compositor , poeta y político , de formación musical autodidacta , creó en 1845 una asociación coral de trabajadores , La Aurora , y posteriormente , en 1850 , fundó La Fraternidad . Estas corales , que hicieron una importante labor social y cultural en dignificar las clases populares , se reunían en las tabernas, y los cantos y la hermandad que surgieron de este ambiente fueron muy valorados en la época

Clavé ... procuró al obrero un placer más puro , más bello qu'l de la taberna . (LA TRAMONTANA , 26/02/1881 )

Pau Vila (1881-1980)  en recordar la dureza de su infancia , y lo que explica sobre las comidas que hacía , nos sitúan muy bien en este entorno de las tabernas y de las comidas humildes y de obreros del XIX:

Trabajábamos once horas . Siempre que he trabajado en la fábrica , he trabajado once horas . Para comer parábamos de doce a una y media . Entonces comíamos en una de estas fondas de pobres que llamaban tabernas de seises , que ya no eran seises , porque seises quería decir seis cuartos , que eran dieciocho céntimos , y ya valía veinte . Por veinte céntimos te daban comida , algo popular , pan y vino , sopa y un poco de cocido o bien un poco de fritura o bien lengua . Despojos de animal . Con este tipo de vida no teníamos tiempo de hacer nada . Sólo sonido para la finalización del trabajo. Y lo hacíamos en casa de los tíos . Después cenamos siempre en la taberna hasta que hubo un poco de ayuda ( ... ) . Un domingo me dieron de desayunar . Qué desayuno! Judías rubias , morcilla, me trataron , para mí , a cuerpo de rey . En casa la bailábamos bastante  difícil y complicado. Habíamos llegado a pasar hambre , comíamos poco . ( EL AVANCE , 1978 , 9 )

Las comidas que servían algunas las tabernas , eran el bacalao , el arenque , la sardina salada , la patata, la col, el tocino y el pan forman parte de estos ingredientes de la cocina de los obreros del siglo XIX, eran los más económicos y también eran prácticamente los únicos que comían .

Dos tabernas del XIX que perduran en el mismo lugar y nombre , aunque ahora no son tabernas :
Can Bofarull era una taberna que fue fundada en 1835 en el número 3 la calle Nueva de San Francisco . Aparte de vender aceite , vino, cerveza y otras , servían platos de caracoles , que la hicieron muy famosa , tanto que popularmente se conocía con el apodo de Los Caracoles , este nombre es el que que tomó oficialmente el año 1915, después de ampliar hasta la esquina con la calle Escudellers . Con los años se convirtió en uno de los restaurantes emblemáticos de Barcelona , y todavía perdura .
La otra la Taberna Almirall , que abrió en 1860 . Se vendían licores y vinos , también repartía a domicilio y también se podía ir a tomar vasos de vino y aguardiente . Aunque ahora es abierta como bar Almirall , en la calle Ponent , 33, actualmente calle Joaquín Costa. La barra modernista es una de las piezas emblemáticas de este local .
MIQUEL, DEL BLOG TOT BARCELONA:
MUCHAS GRACIAS MIQUEL, UN BESO.

DICE, ESTE SEÑOR ES EL PADRE DE TERENCI MOIX.






26 de noviembre de 2013

MORITZ, LA CERVEZA DE BARCELONA...26-11-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
Així era l'entrada a la Fàbrica Moritz Barcelona pel carrer Casanova amb Ronda Sant Antoni.
I aquest senyor és el nostre fundador, Louis Moritz.

Si agafes sovint el ferrocarril que fa el recorregut Barcelona-Sabadell segur que ja has vist això...

Albert Castellón y yo, en la Inauguración.
Ronda Sant Antoni, nº 41,Barcelona.


Moritz, en el Born.


Començar el diumenge amb xocolata i melindros, mmmmm..!!!

Horas más tarde un aperitivo...

Pa amb oli, xocolata i sal.


25 de noviembre de 2013

CAL SASTRE D' OLESA,(ALMACÉN TORRAS ) TERRASSA...25-11-2013...

MI VIDA Y MI HISTORIA
http://www.xtec.cat/~magenis/projecteterrassa/treballsmatorras.htm
MAGATZEM TORRAS
Situació : Carrer de Sant Pere, 61 / carrer de la Rasa

Data del projecte: abril de 1914
Inauguració: 30 d'octubre de 1915

Arquitecte: Melcior Viñals i Muñoz ( 1879-1905-1938 )

Pere Torras i Obiols, un sastre d'Olesa de Montserrat instal·lat a Terrassa, enderroca tres cases del carrer de Sant Pere per construir-hi aquest magatzem de nova planta.

El projecte és obra de Melcior Viñals, que va aconseguir el magatzem industrial més representatiu de la seva producció. És l'únic magatzem tèxtil terrassenc que també feia venda al detall.

L'edifici de planta gairebé triangular se situa a l'entroncament del carrer de Sant Pere amb el de la Rasa. La cantonada és la part més emfasitzada de tota la façana, que queda coronada per un gablet amb decoració floral, una al·legoria del comerç i la data de 1914. Una balconada recorre tota la façana dividint la planta baixa , utilitzada per a magatzem, del primer pis, dissenyant com a habitatge del propietari.

El local es conegué popularment amb el nom de cal Sastre d'Olesa.

La situació estratègica l'edifici i l'amplitud de les obertures de la planta baixa han fet perdurar la funció comercial de forma bastant continuada
Leyendo un libro sobre Tarrasa Industrial, veo estas litografías de Cal Sastre de Olesa, abajo tenía el almacén,  y arriba su vivienda.

Edificio proyectado en 1914, de planta triangular, adaptada a la forma del solar que hace esquina entre las calles de San Pedro y de la Zanja. La fachada se caracteriza por el balcón que recorre de forma sinuosa todo el primer piso y por el coronamiento con frontones mixtilíneos y pináculos. Las aberturas están remarcadas con molduras, al igual que la cornisa. En el frontis hay un gran relieve floral con el símbolo de Hermes o Mercurio, el dios del comercio y el año de ejecución de la obra.
Cal Sastre d'Olesa (Magatzem Torras) (Terrassa - Centre - Vallès Occidental)

L’espai que ocupa la placeta de Saragossa era en el segle XIX un encreuament de camins: des del carrer de Sant Pere cap el camí ral de Matadepera que enfilava l’actual carrer del Camí Fondo; el camí de Sant Llorenç pel carrer del mateix nom i, el camí de Sant Pere que esdevindria el carrer Nou de Sant Pere.

Amb la arribada del tren del nord el 1856 i el corresponent transit de vila cap a l’estació, la placeta va esdevenir un lloc privilegiat. On ara hi ha l’estanc, Miquel Domingo va instal·là un negoci de restauració amb el nom de Fonda Saragossa. Aquest és l’origen del nom de la plaça que esdevindria popular tot i què no  se l’hi assignarà aquest nom fins el 1979.

L’Ajuntament anomenar la l’espai  placeta de Zamenhoff el 5 de juny 1912, amb motiu de la “3ª. Kongreso de la Katalunya Esperantista Federació” que es va celebrar a la nostra ciutat els dies 29 i 30 d’aquells mes.

A finals del segle XIX la placeta oferia una imatge molt diferent de l’actual: a més de la Fonda Saragossa, al altre banda de la plaça, a l’entrada del carrer Nou de Sant Pere hi havia el cafè Europa. I prop a la vorera del carrer, la Mina d’Aigües va bastir, el 1877, una font que el 1926 fou traslladada a Les Escaletes.

Aprofitant l’enderroc de la casa cantonera del carrer de Sant Pere amb el de la Rasa, en quedà l’espai vuit, l’any 1901 s’inaugurà un quiosc de begudes, el primer que es va instal·lar a Terrassa

En el núm. 2, ara hi ha l’Arxiu Tobella, va néixer Josep Oller, fundador del Moulin Rouge de París. En el mateix lloc, a finals de segle XIX, hi havia la botiga i taller de les primeres màquines de cosir “Escuder” que va inventar el terrassenc Miquel Escudé.




Detalle del caduceo de Mercurio, símbolo de la Gran Obra, donde se destacan las dos serpientes que representan al azufre principio activo y al mercurio principio pasivo entrecruzadas en dos puntos que definen los tres aspectos de la realidad, el espiritual, el mental y el material. Ambas se encuentran es posición ascendente para representar el pasaje del mundo material al espiritual, objeto de la Obra.